Blog: ¡Dame esos 5! “Top 5 de galanazos”

Por • May 24th, 2010 • Categoria: ¡Dame esos cinco!

Camilo SestoHay mujeres a las que Disney, la trilogía de las Marías de Thalía y las comedias románticas de Meg Ryan les (nos) jodieron la cabeza. Mujeres que siempre están buscando el partido perfecto, aquel galán que en sus profundos ojos ingenuos esconde la promesa de un rescate de esa vida de sirvienta con mansión, perro y mayordomo. Esa ilusión de príncipe que con un beso salva a la princesa de intoxicación de manzana, ese Eduardo Capetillo que monta corcel a pelo, sin camisa, y que en ese torso desnudo condensa promesas de romance adolescente y de buenos polvos.  La verdad es que ese tipo de galanes generalmente no da la talla. Hay que volver a tiempos más sencillos en donde para seducir los hombres sólo necesitaban armarse con un micrófono, un buen secador y un buen pantalón de paño. Este top 5 está dedicado a los verdaderos galanes, a los galanes de la canción que otrora hacían suspirar a las jovencitas. Verdaderos machos que no temían apostarlo todo al amor y perderlo. Que no temían llorar en publico. Que envolvían su ropa en bolas de naftalina y se aplicaban laca para lograr un peinado tipo Farrah Fawcett. Verdaderos galanes que me inspiran.

5. Sandro – El maniquí

Sandro, el más grande de todos, antes de que comenzara a fumar en cadena y se jodiera, era un hombre guapísimo.  Pero no sólo eso, también era un hombre que no temía llorar en público.  Al final de esta bellísima composición, Sandro cansado de rogarle a aquella con la que compartió bastantes horas de tibieza (supongo, muchos domingos haciendo mercado en chanclas) rompe en llanto y se desborda.  El pobre Sandro comienza a hacerle reclamos, a decirle a su chica modista que él trabajaba para que ella estuviera bien, que era su cuasi esclavo, su donador de sangre (¿?). Después entra en razón y comienza, ya no a llorar sutilmente, sino a gritar a esta pobre modista, a reclamar sus derechos, a decirle que le devuelva lo que es de él (¿capitulaciones?, ¿un divorcio complicado?) pero sobre todo que le dé la vida. Yo intuyo un leve complejo de Edipo en este galán, pero ¿qué sería de los galanes sin mamás o madrastras villanas?

4.  José José – Gavilán o paloma

Este tema es fundamental para entender a los galanes. Si nos ponemos a escuchar atentamente la letra encontramos un “modus operandi” infalible para aquellos no tan codiciados solteros que quieren salir a levantar chicas. José José, el príncipe de la canción, ve a una muchacha sensual le dice “hola que tal” y acto seguido se la encama. Eso es ser un “ladies man”. Pero no todo le sale bien a este apuesto joven de sastre azul cielo. La mujer sensual en cuestión es una devora-hombres que deja un poco desarmado a este “ingenuo charlatán, que fue paloma por creerse gavilán”. Si algo es bien sabido de los galanes es que no van a dejar que su ego se haga trisas por una pobre mujer voluptuosa de vestido corto. José José sabe como hace las cosas y en el momento en el que ella comienza a querer dominar su ímpetu de macho él sabe como ponerle el freno a la fogosidad de esta mujer.  “Al mirarte me sentí desganado. Sólo me dio frío tu calor. Lentamente te solté de entre mis brazos y dije estate quieta por favor”. Me encanta cuando lo misógino se vuelve poesía. Suspiro y suspiro.

3. Diego Verdaguer – La ladrona

“La ladrona” de Diego Verdaguer es la nota alegrona de este top 5. Como hemos visto, todos los galanes dominan la poesía y sobretodo el eufemismo romántico. En el caso de esta canción, la “ladrona” es aquella que se ha robado el corazón de Verdaguer (¡una de las cosas más románticas que he escuchado en mi vida!) y durante toda la canción el le dice a esta ladrona como debe cuidar su corazón que es delicado.  Entre las tareas de la ladrona está el querer, el cuidar, el besar y sobretodo, el mimar.  Un manual de instrucciones bellísimo que nos recuerda que los galanes también sienten y también necesitan cariñito.

2. José Luis Perales – ¿Qué  pasará mañana?

He visto a las mujeres hermosas derretirse y conmoverse profundamente con esta canción y con ese organo “freaky” del principio, muy setentero, muy naftalina, muy mis galenes. Podríamos decir que este tema de Perales es el precursor de la tan trillada “Yo no sé mañana”. Sin embargo, este tema alberga una solemnidad propia del cantante de saco y corbata. En esta canción se le canta al presente, al no adelantarse a los hechos, al disfrutar y no preguntar cosas que están de mas. Si algo tiene esta canción es un universo poético propio.  ¿Quién duda de la belleza (y erotismo) en frases como “me besas y las palabras de tus manos lo acarician todo”? Esta canción es perfecta para aquel galán que quiere dejar a su jeva pero no sabe como hacerlo de una manera sutil, para no parecer un patán.  ¿Qué pasara mañana cuando te hayas ido con mi plata y mis ilusiones  y me hayas dejado solamente con esta mísera canción? Nadie lo sabe, yo no sé mañana.

1. Camilo Sesto – Vivir asi  es morir de amor

Esta canción condensa la agonía de un galán que sufre por un amor imposible. Desde su comienzo es bastante dramática, tanto que es imposible cantarla sin comenzar a subir la voz y subir la voz y subir la voz hasta que se termina gritando ¡MELANCOLÍAAAAAAA!  Camilo no puede más, siempre se enamora de quien no debe, generalmente de sus amigas que no le dan la hora y el siente que vivir así es como morir de amor. Pierde el control fácilmente y también la dignidad frente a la chica que le gusta. Sin embargo, lo más admirable de esta canción no es que haya podido cantar sobre estos sentimientos tan angustiantes de una manera tan angustiosa, sino que logra incorporar la palabra “noria” http://es.wikipedia.org/wiki/Noria dentro de la canción, hacerla parte del coro y encontrar palabras que riman con ella. No se ustedes, pero a mí no hay nada que me seduzca más que un hombre hablándome de amor por medio de aparatos hidráulicos medievales. ¡MELANCOLÍAAAAAAAAA!

Be Sociable, Share!
Etiquetado como: , , ,

tiene el pelo de muchos colores y calza 34. Le gustan las películas de Wes Anderson y los chicos fanáticos de Star Wars. Sólo escribe con micropunta negro porque le gusta el tras tras tras que hace cuando toca el papel. En momentos de estrés escucha el concierto de Juan Gabriel en el Palacio de Bellas Artes de Méjico.
Escriba a este autor | Todas las entradas por

3 Respuestas »

  1. Te cambio a Diego Verdaguer por Miguel Gallardo, el cual le sacaba el mecánico interno a mis tías, hacían faltas tus Tops, un abrazo y como siempre muy divertido. El hecho de imaginarme a Capetillo cabalgando a pelo, me erizó hasta la náusea.

  2. Este nuevo top está de fábula, no obstante, he de presentar mi más profunda queja por la ausencia de uno de los galanes más grande de todos los galanes que ha pisado jamás el escenario romántico, el que le sacaba lágrima a mi dulce madre

    http://www.youtube.com/watch?v=HzeVGSNyf-0

    No incluir a Rafael con este clásico de la balada romántica épica, es como trapear sin haber barrido. Creo que le sobró Diego Verdaguer, si bien es cierto que sus camisas eran muy mostronas ya el pelo en pecho de Capetillo y Sandro eran suficiente hormona masculina derramada por ahí. Además todos sus galanes están en technicolor y hay que recordar que el blanco y negro también tiene su encanto

  3. De acuerdo con el muchacho de arriba. Incluso creo que eso amerita una segunda parte.
    Ahora, una pequeñez: El uso del término Technicolor es un tanto imprecisa: http://en.wikipedia.org/wiki/Technicolor