CDCblog: Sur o no Sur – Diploide

Por • Sep 6th, 2010 • Categoria: Sur o no sur

Hip-hop de pincho y caña – ¡o sea, de sanduche y pola!

El domingo  31 de mayo  toqué el cielo en el parque Joan Miró, a escasas dos calles de mi casa. Después de divertirme de lo lindo con el conciertazo de Diploide, me fui por ahí a tomar mojitos y dejar que el buen tiempo me calara hondo, en el cuerpo y el ánimo.

Diploide me había hecho reír y bailar a partes iguales. Garbanzo, el MC, pasaba tan bueno que era imposible no contagiarse. Al principio parecía un poco frío el engranaje con El Niño -que hace las veces de DJ, al mando del portátil, un par de teclados, y un vocoder sabrosísimo-, pero ambos supieron tirar pa’alante con bromas, falsa arrogancia, y eso que los gringos llaman “actitud”. No precisamente actitud de negro barriobajero, sino de castellano medio excéntrico que disfruta haciendo el ridículo.

Sur o no sur: El hip-hop es una escena asociada al estereotipo del chulo machista, pendenciero, delincuente. ¿Cómo entras tú en esto?

Garbanzo: Situándome en el extremo contrario. Al menos en lo de machista; y en cuanto a los otros dos, pues también, porque podrían ser interesantes algunas motivaciones para ser pendenciero o delincuente, pero que nada tienen que ver con las que mueven a ese estereotipo que mencionas. En cualquier caso, la chulería sí me va.

Dame una razón por la que Valladolid puede ser tan buena cuna de raperos como el Bronx newyorkino.
No puedo. Y no creo que sea así, es imposible que en Valladolid se haga mejor rap que allí. Empezando por el idioma, en inglés hay muchos más monosílabos y bisílabos que en castellano, ya por ahí, por una cuestión de ritmo, tenemos una gran desventaja. Del mismo modo, se me hace inconcebible que se haga mejor flamenco en Japón que en Andalucía.


La música que hacen suena muy actual, a tono con tendencias musicales europeas y americanas, y a la vez muy castiza, casi costumbrista. ¿Son cosas contradictorias?

Espero que no lo sean. Supongo que te refieres a las músicas y las letras, el contraste ese. No sé, yo lo veo muy natural, nosotros cogemos de aquí y de allá lo que nos va y lo llevamos a nuestro terreno, que no deja de ser la sociedad castellana con conexión a Internet. Si escuchamos dubstep, y hacemos alguna canción que se le parezca un poco, lo que no voy a ponerme a hacer es una letra como las de los chavales ingleses. Al fin y al cabo mi día a día es un pincho de tortilla de patatas y una caña de cerveza. Yo copio a letristas y a escritores de mi idioma, no de otros. Y en mi idioma prefiero letristas de otros géneros musicales que los de los que nosotros practicamos.


(Ese domingo, los Diploide entraron definitivamente en calor con un temazo medio cumbiambero llamado ‘Avance Sabrosura’. Y 20 minutos después cerraron con un cover nada más ni nada menos que de El General. Por supuesto, tenía curiosidad…)

¿Qué te gusta de la música sudaca? ¿Cuáles géneros, y por qué?

Todos, macho. Cada vez adquiero más discos de música sudaca: reggaetón, cumbia, bolero, salsa, merengue, latin jazz, corrido, ranchera, champeta, cualquier cosa. El por qué son las letras. Hay mucha mierda, como en todos los sitios, pero prácticamente en cualquier canción hay una frase que un español mataría por escribir. Yo miro alrededor y sinceramente creo que antes en España se escribía mucho mejor; las coplas, el flamenco, esos géneros que son nuestro folk. Los sudacas dominan el lenguaje mucho mejor que nosotros, hacen canciones con temáticas más interesantes y con combinaciones de palabras más chulas; y no se toman tan en serio a sí mismos. No digo que no haya letristas interesantes aquí, que de hecho los hay, pero no sé, es el cómo utilizan allí el lenguaje.

También me interesa la alegría, creo que por allá la música es una alegría especial. No sé explicarlo mejor, pero yo lo percibo así. Igual es el ritmo.


¿Cuándo le regalaran a sus fans una canción para el verano?
Creo que alguna de la que ya tenemos podría valer, el “Ven conmigo a bailar”, el “Funky morena” o el “Avance sabrosura” podrían serlo. Intenté convencer al Niño para pedirle una colabo a King África, que reside acá en Valladolid, pero no pude. Él es más serio que yo.

(¡Sí, claro…!) 😛

Be Sociable, Share!
Etiquetado como: , , ,

es bogotano, tiene 31 años y vive en Barcelona. Desde allí, sigue atentamente el proceso de empoderamiento musical de la lengua española, que por fin se siente en condiciones de cantar soberanamente y sin cartas de aval expedidas en el extranjero. ¿De quién fue la mala idea de que había que cantar en Inglés, dizque para acceder al mercado internacional? Nicolás participa no sólo como testigo, a través de videos, podcasts y artículos, sino también como músico: bajo el alias de Domingo, lleva años produciendo baladas que pretenden hacer un humilde aporte a la noble tradición de la canción romántica, que tan brillantes exponentes ha tenido en Latinoamérica y España en décadas pasadas.
Escriba a este autor | Todas las entradas por

Comentarios Cerrados.