CDCblog: Cuestiones Harto Cuestionables – 100 años de la muerte de Gustav Mahler

Por • Jun 22nd, 2011 • Categoria: Cuestiones Harto Cuestionables

mahlerHace cien años, por estas fechas, se esculpía la lápida con el nombre: Gustav Mahler (1860-1911). No tenía epitafio, ya que una vez desahuciado a causa de una enfermedad cardiaca por el doctor Emanuel Libman (endocarditis de Libman-Sachs), el mismo compositor se encargó de evitar frases sin sentido en la lápida, ya que según él “Los que me conocen saben quién fui y los demás no necesitan saberlo”.

Él tenía razón: como se puede andar por la calle sin saber quién es Christa Päffgen o Julio Bovea Fandiño se puede andar por la calle sin saber nada de Mahler; pero la sensación de plenitud que sienten quienes lo conocen es incomparable, es un referente de excelencia.

Su música no es sobrecogedora ni amable, de hecho resulta difícil escucharla, por la longitud de sus obras y porque exige no solo concentración sino una postura frente a la variedad de matices sonoros y estados anímicos que ofrece. Quien escucha no solo se sumerge en la profundidad temática y literaria sino que se eleva a razón de los estrépitos orquestales.

La sinfonía es la forma musical que más se presta para el desarrollo emotivo de la música absoluta ,ya que sin ser programática, -es decir, sin referirse a un tema definido como una canción o un poema sino valiéndose solo de la música- logra imprimir sensaciones como venganza, amor, alegría y color, entre muchas otras. Es en la sinfonía donde Mahler consolida su estilo de composición, que es sin duda un punto de quiebre entre el romanticismo y las vanguardias influyendo a muchos compositores como Wagner, Shostakovich y Bártok.

El 18 de mayo pasado se cumplieron 100 años de la muerte de Gustav Mahler, acaecida en Viena en 1911, y el año pasado se conmemoró el 150° Aniversario de su nacimiento en Bohemia, razón por la cual este año la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB) programó seis de sus diez sinfonías. La seis en julio, la siete en septiembre, en octubre la cuarta y el estreno absoluto de la octava, conocida como “Sinfonía de los mil” por el gran conjunto sinfónico que Mahler previó para su interpretación (850 cantantes y 171 instrumentistas).

Este fin de semana será la oportunidad de escuchar la sinfonía número nueve interpretada por la OFB bajo la dirección de Enrique Arturo Diemecke en el Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional. Esta obra póstuma fue estrenada por Bruno Walter un año después de su muerte; oscila entre la pesadez, fuerza y pesimismo anímico a raíz de la temprana muerte de su pequeña hija y entre la convicción y tranquilidad que provee lo celestial además de la madurez provista por previos conflictos y tragedias personales. Lo agónico da paso a danzas y marchas de melodías amables y ritmos gráciles en el segundo y tercer movimiento; el final no lo voy a develar.

No acostumbro a ser objetivo ni me gusta revelar mis preferencias personales pero en esta ocasión siendo absolutamente subjetivo recomiendo no perder la oportunidad de tener contacto con música de verdad, fuerte, expresiva y absoluta que de lejos es la mejor hecha en la historia del planeta.

Cuestión harto cuestionable.

Después de una década de auge del altruismo reflejado en fundaciones y conciertos benéficos por el fin de la pobreza y algunas enfermedades, se viene un sinfín de movimientos en los que defender la “libertad” de opinión y participación democrática va a estar de moda, así que opóngase a la “Ley Lleras” e involucre en sus conversaciones comentarios de apoyo a grupos como los “indignados” o “Anonymous”.

Be Sociable, Share!
Etiquetado como: , ,

es realizador de Radiocampirana, tribuna desde donde proclama la tolerancia musical basado en La Sonora Matancera, Sonic Youth y Gustav Mahler. Consciente de que lo que escribe con la mano lo borra con el codo – debido a su dominancia izquierda- prefiere ser flaco que famoso y cuando grande quiere ser un Otto de Greiff.
Escriba a este autor | Todas las entradas por

4 Respuestas »

  1. Que buena entrada! Felicitaciones!

  2. Que bueno ver este tipo de contenidos en Cortesía de la Casa

  3. Que buen escrito Andrés

  4. Gracias por sus comentarios, son muy apreciados. Por el interno acertadamente Jorge Chejab comenta que Wagner no se influencio de la música de Mahler. Atendiendo a la dirección editorial de CDC reconozco el error de digitación y dejo en claro que Warner destila en toda su música la profunda influencia del compositor de bohemia. Para la muestra un botón: http://www.youtube.com/watch?v=3sUSE9cyeoc&feature=related